FLACOS: "Tenemos la necesidad de comunicar en forma de canciones"
Dos hermanos alcazareños con banda sonora que ganan en las distancias cortas cuando cuentan sus inquietudes de la forma que mejor saben, cantando y tocando.

  25/10/2013 12:00:30

La historia de ‘Flacos’ es una de esas historias largas de contar. Y no es que no queramos contárosla, es que es así de real pues con tan sólo diez años los hermanos Galván se subieron a un escenario por primera vez interpretando versiones de los Beatles y Credeence. 

Raúl formó junto a dos amigos una banda de pop-rock, ‘La Calle’, prácticamente al mismo tiempo que Gelu hacía lo mismo con ‘Nómadas’. Tras varios intentos fallidos de encontrar un bajista convincente, Raúl le pide a su hermano Gelu que se incorpore como bajista de su grupo. Dicho y hecho, Gelu se une a ‘La Calle’, componen sus propias canciones y a principios de 1991 graban su primera maqueta. Ese mismo año firman su primer contrato discográfico importante y graban su primer disco: “Mucho camino por andar”, un título que, sin saberlo por entonces, resultó premonitorio en sus carreras. Así pues, ante nosotros tenemos a los que en aquel momento conformaron el grupo de pop rock más joven de España y a los autores de canciones registrados en la SGAE también más jóvenes, tenían por entonces trece y quince años. 

Con un show bastante bien estructurado y un directo elaborado a base de muchos ensayos, en 1992 se convierten en un grupo de gran éxito, hecho que no fue nada extraordinario para ellos sino que lo vivieron “como algo normal ya que desde muy pequeños tocábamos la guitarra y componíamos nuestras propias canciones”. Un éxito que Gelu asegura haber apreciado con el paso del tiempo porque “a pesar de que nos lo tomábamos muy en serio, no dejábamos de ser niños y a la vez lo veíamos como un juego”

Esta pasión les viene de familia: su padre tocaba en ‘Los espaciales’, un grupo alcazareño de la época. Hacia el año 1988, en la conmemoración de su veinte aniversario, sus integrantes se juntaron de nuevo para dar un concierto. Fue en aquel momento, viendo a su padre ensayar,  cuando conectaron de manera especial con la música. Dejaron de lado el fútbol y el baloncesto para dedicarse a ella en cuerpo y alma. Y es que según Gelu la música “tiene esa cosa que por suerte o por desgracia te toca de tal manera que de repente ya no puedes vivir sin ella”. “Es cierto que cada persona llena su vida con algo y nosotros tenemos la necesidad de comunicar por eso contamos las cosas que les pasa a la gente y a nosotros mismos en forma de canciones”, añade Raúl. 

Aunque nunca se desentendieron de su gran pasión, tuvieron que pasar doce años hasta que volvieran a grabar -Raúl, por ejemplo, produjo un par de discos autoeditados en solitario mientras estudiaba aunque no salieron a la luz-. Entonces nació “Compartiendo” (2004), el pistoletazo de salida a la carrera del grupo ‘Los Galván’, un primer trabajo que tenía un poso de madurez inaudito para un grupo en mitad de la veintena. Fue una etapa de su carrera que recuerdan con añoranza aunque reconocen les hubiese gustado vivirla de otro modo pues “trabajábamos con cierta presión y saturados con las expectativas que nos crearon y que no nos dejaron disfrutar del momento como hubiésemos deseado”.

Tras tres trabajos más con ‘Los Galván’, entran a formar parte de la banda de David Otero, más conocido como ‘El Pescao’, con el que han recorrido España ofreciendo aproximadamente unos doscientos conciertos. Dos años en los que aseguran haber vivido una experiencia muy grata e interesante, trabajando con grandes profesionales... un punto de inflexión necesario según Raúl para poder componer a su antojo, que esas creaciones maduraran y pudiesen plantearse qué hacer con ellas. De esta guisa surge ‘Flacos’, el nuevo proyecto de los hermanos Galván que, a pesar de llevar más de veinte años de carrera, aún pueden presumir de mantener intacta su pasión. Según nos cuentan, el proceso creativo fue “muy cómodo y natural” y al contrario de lo que pudiésemos imaginarnos nos han confesado que trabajan por separado, son muy independientes y cada uno aporta un toque diferente aunque eso sí, después lo trabajan juntos “como todos buenos hermanos”. 

Y por fin se topan frente al trabajo que siempre soñaron, un disco producido por ellos mismos, grabado a caballo entre Alcázar de San Juan y Barcelona y con el sello discográfico de Warner. “La hora de las Brujas”, su primer álbum, vio la luz el pasado mes y en su primer día de vida llegó hasta el puesto 17 en la lista de ventas de Itunes. Un nombre muy sugerente para su tercer proyecto, “el definitivo” según ‘Flacos’, y que pretende reflejar el gran momento que atraviesan a todos los niveles y porque “todos tenemos horas brujas, esas horas especiales en las que nacen las canciones, momentos en los que encontrarse con uno mismo...”. “La hora de las brujas” incluye diez  ‘temazos’ de pop sesentero muy bien cuidados que hablan sobre su manera de entender el mundo y la vida, sus miedos e inquietudes y que “tienen algún punto en común con los Galván pero cuentan otras historias y tienen otras intenciones”, en definitiva, un disco más adulto del que no vamos a desvelar nada más para que podáis descubrirlo vosotros mismos...


Alcázar, su ciudad natal
La estación de tren de Alcázar de San Juan es un lugar muy especial para ellos porque de allí han salido muchos de sus trabajos profesionales, “tiene una magia especial” asegura Gelu “es el plató Galván” nos confiesa sonriendo. Y es que la sesión de fotos del segundo disco de ‘Los Galván’, “Grande” y varios videoclips se han rodado allí a lo largo de su carrera, entre ellos “Boomerang” del proyecto ‘Flacos’. Además, en su tierra siempre se han sentido muy a gusto tocando, “siempre hemos recibido apoyo, nos han tratado muy bien, hemos sido pregoneros y estamos encantados cada vez que tocamos aquí” dice Raúl.

Experiencia y espectáculo 
En la gira que se aproxima presentarán todas las canciones del nuevo disco, tres canciones de ‘Los Galván’ “que tienen bastante cabida en este proyecto” y alguna versión de sus grupos favoritos como los Beatles. Aseguran que quieren “volver al origen”, hacerlo a dos voces, con dos guitarras y en petite comité, un formato que trabajarán mucho en pequeñas salas. En definitiva, conciertos más de escuchar que de bailar pero en los que “disfrutaremos y trataremos que la gente también lo haga al máximo”, apunta Raúl.

Grandes románticos de lo antiguo, la estética de su nuevo proyecto gira en torno a ello, empezando por el videoclip de su primer sencillo, “Miradas lentas”, un vídeo con una estética muy cuidada y con un punto cinematográfico gángster que nos recuerda a ‘Bonnie and Clyde’. Y esta es la historia de ‘Flacos’, una de esas historias largas de contar, la de unos hermanos que han sabido vivir el paso de los años respirando con la ilusión de un principiante, que han creado canciones que mezclan la energía y el sentimiento, unos hermanos que llevan media vida alimentándose de música. Ellos son ‘Flacos’ y su hora de las brujas ya ha comenzado.


  • Un rincón de Alcázar... las Canteras de noche e iluminadas tienen una magia muy especial...
  • Un lugar de ensueño para dar un concierto... Londres, tiene mucho que ver con el rollo del disco y con ellos.
  • Cuándo y cómo escuchar “La hora de las brujas”... cuando estás de capa caída, para cualquier desengaño de todo tipo... “Es un buen disco para reflexionar, en general, sobre ese sentimiento de rabia e impotencia que sentimos ante lo que nos pasa debido al sistema en el que estamos. Cualquiera puede verse identificado con las letras, podrán sentir que no están solos y que esas cosas nos pasan a todos”.
  • Nos recomiendan el disco... “The Age Of The Understatement” de The Last Shadow Puppets porque les ha influenciado mucho dentro del proyecto ‘Flacos’. También cualquiera de los Beatles o incluso de los Brincos, “Honestidad Brutal” de Calamaro y “Sin Documentos” de Los Rodríguez.
  • Y una canción... “Nadie te quiere ya” de los Brincos.
  • Alguna superstición... ‘Flacos’ no tienen -de momento- ningún ritual a la hora de subirse al escenario y no es porque no sean supersticiosos...
  • Tienen la manía de... creer, cuando graban en maqueta, que no podrán superarlo a la hora de hacer el álbum definitivo. Tienden a obsesionarse con que pierde frescura, que lo primero que se hace siempre tiene algo más especial...
banners









Contactar
Visitar CTA
Visitar CTA
publicidad@gigantesdelamancha.com
redaccion@gigantesdelamancha.com
656931783 / 654995385
Aviso Legal      ::      Revista      ::      Reportajes      ::      Entrevistas      ::      Contacto
Visitar CTA